Tratamientos para eyaculacion precoz

Tras la focalización sensorial, la mujer pasa a acariciar manualmente el pene, hasta que el hombre, descansando sobre su espalda y con la pelvis entre las piernas de la mujer, consigue una erección completa.

En este momento la mujer aplica la “técnica de compresión” : El pulgar de la mujer se apoya en el frenillo, localizado en la cara inferior (ventral) del pene circunciso, y los dedos índice y medio se colocan en la cara superior (dorsal) del mismo, en una posición inmediatamente adyacente uno al otro a cada lado del surco balanoprepucial. Se presiona durante 3 o 4 segundos.

Cuando el hombre responda a la presión ejercida de la manera descrita, inmediatamente perderá su urgencia de eyacular. También disminuirá de un 10 a un 30 % de su erección total.La mujer permitirá un intervalo de 15 a 30 segundos después de aflojar la presión ejercida en el surco balanoprepucial para luego volver a estimular activamente el mismo”
Alternando periodos de descanso y presión, es fácil conseguir que transcurra un lapso superior a los 20 minutos en los que el hombre esté en erección pero sin eyaculación.

Posteriormente la mujer, colocada en posición superior, introducirá el pene en erección en su vagina.
Caso de que el hombre experimente un estado de excitación que amenace con escapar a su control y producir la eyaculación, la mujer retirará el pene y volverá a aplicar la técnica de compresión.

Progresivamente, conforme el hombre vaya adquiriendo control de su eyaculación, la mujer comenzará a moverse cuando este introduzca el pene en su vagina, hasta llegar a unas relaciones con movimiento por parte de ambos.

De esta forma el hombre irá consiguiendo alargar el tiempo entre la erección y la eyaculación, primero de forma extra y después intravaginal, de manera que le sea fácil conseguir lapsos temporales suficientes (Masters y Johnson hablan de hasta 15 o 20 minutos), con los que se hace probable que la pareja pueda conseguir a su vez el orgasmo.

Masters y cols. también proponen la técnica del “apretón basilar”. La técnica consiste en apretar fuertemente la base del pene en sentido frontal (haciendo pinza con los dedos en la parte anterior y posterior de la base del pene, no lateralmente), durante unos 4 segundos.

Este “apretón basilar”, que produce efectos similares sobre la eyaculación a los de la técnica de compresión, puede ser llevado a cabo bien por la mujer bien por el propio hombre, con la ventaja adicional de que no es necesario retirar el pene de la vagina.Masters y cols. (1987) aconsejan esta técnica como complemento de la anterior para utilizar en momentos posteriores cuando ya el hombre tiene un cierto control y se está procediendo a la introducción del pene en la vagina.

La eyaculación precoz es un problema que ocurre en el 31% de los hombres a lo largo de su vida sexual como se puede ver en las encuestas de este Bandolera y en Bandolera nº 65. El catorce por ciento de los hombres lo relataron como un problema habitual. Sea cual sea la definición parece un problema frecuente. Por ello Bandolera hizo una búsqueda para comprobar si había literatura sobre tratamientos eficaces.

La eyaculación precoz se ha definido como la eyaculación repetida con mínimo estímulo sexual antes durante o después de la penetración y antes del deseo del paciente. Hay numerosos tratamientos de tipo psicológico aunque no hemos encontrado ningún estudio que demuestre su efectividad. Puede que nuestra búsqueda haya sido errónea pero unos cuantos antidepresivos provocan como efecto secundario un retraso de la eyaculación y esto si se ha comprobado en estudios aleatorizados. Bandolera pensó que esto se merecía una revisión.

Visite:comoeliminarlaeyaculacionprecoz.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *