Estilos de liderazgo

Estilos de liderazgo.Diversas teorías intentan explicar los estilos de liderazgo que proyectan las jefaturas para manejar a su equipo de trabajo.

Se describe a estilos positivos, tales como los jefes democráticos que permiten la participación; los desa-rrolladores, quienes facilitan oportunidades de crecimiento profesional y ascensos laborales; y los orientados a las tareas y relaciones buscando un equilibrio que le permita tener un equipo motivado.

Por otro lado, se describe a los estilos negativos tales como:

Jefes autocráticos ,es decir los que no toman en cuenta las opiniones de sus colaboradores,orientadas a sus tareas.
Jefes perfeccionistas y trabajólicos, estas son las personas que son muy exigentes, que trabajan fuera de la jornada laboral y hasta los fines de semana, esperando que su equipo también trabaje a su ritmo.

Lo importante es reconocer que cada jefe deberá definir su “propio estilo” para motivar a su equipo al alcance de los objetivos de su departamento, además, para crear un clima agradable de trabajo, en el que se sientan cómodos discutiendo sus puntos de vista y problemas, en el que cada persona se sienta comprendida y no sienta miedo de expresarse.

Cuando un jefe,despliega un estilo positivo de liderazgo, debe tener una actitud de autorreflexión y análisis constante,debe de observar sus actitudes y el lenguaje no verbal de sí mismo y de los demás.

Debe saber escuchar,debe de mostrar empatía es decir ponerse en el lugar,en los zapatos de la otra persona” y tratar de resolver los problemas, sin complicarlos, además debe analizar la carga de trabajo de cada puesto, evitando tener preferencias.

Todo esto impacta en la moral del personal, en su cultura y en el ambiente de trabajo. Algunas características que aprecian los empleados acerca de sus jefes suelen ser la calidad humana, ser congruente con lo que se dice y se hace, ser un buen ejemplo, tener paciencia y comprender que cada persona tiene su propio ritmo y capacidad de aprendizaje.

Si un jefe no le da la importancia a la forma de dirigir a su personal puede tener consecuencias negativas, como: rotación de personal, fuga de talentos, resultados bajos en el clima laboral, alto índice de ausentismo por enfermedades o accidentes de trabajo, bajo nivel de desempeño, etc.

Las organizaciones deben considerar dentro de sus estrategias el fortalecer el liderazgo positivo para promover una cultura basada en valores y alto desempeño.

Si deseas saber más sobre los Estilos de liderazgo visita: Las 21 leyes irrefutables del liderazgo: Siga estas leyes, y la gente lo seguirá a usted (Spanish Edition)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *