Consejos para combatir el estres

El estrés está sumamente atado a nuestras percepciones y particulares modos de interpretar las situaciones en que nos vemos involucrados. Por esta razón no existe una “receta” que sea efectiva para todas las personas. Como ejemplo de esto podemos tomar el caso de Hans Selye, originador del moderno concepto de estrés. En varias ocasiones éste señaló que muchas personas aconsejaban como medio para aliviar el estrés ir a la playa y sentarse a descansar bajo una palmera. Sin embargo Selye decía que, en su caso particular, esa solución lejos de ser efectiva lo que hacía era agravarle el estrés.

En nuestra sociedad es común camuflagear los síntomas del estrés ingiriendo medicamentos. Sin embargo, la ausencia de síntomas no quiere decir que se ha eliminado el estrés. A pesar de la ausencia de síntomas externos el estrés continúa haciendo su insidiosa labor destructiva dentro del organismo. De hecho, depender de medicamentos para aliviar el estrés puede agravar la situación ya que, al ingerir medicamentos, lo que estamos haciendo es eliminar las señales de alerta que el cuerpo nos provee y que nos indican que debemos reducir la carga que estamos imponiendo a nuestro organismo.

Atacando el Estrés Desde Dos Frentes

Desde una perspectiva psicológica, las diversas estrategias para manejar el estrés pueden dividirse en dos tipos principales. Las que se enfocan sobre la emoción y las que enfocan en el problema.

Las primeras buscan cambiar la forma en que interpretamos o evaluamos las situaciones estresantes. Suponga que su cónyuge decide divorciarse de usted. En lugar de afligirse y desesperarse usted puede decidir que, después de todo, él o ella no es su tipo de persona preferida. Este tipo de estrategia puede, en ocasiones, resultar en una distorsión de la realidad. Sin embargo también es cierto que puede resultar en una forma muy efectiva de manejar una situación estresante permitiéndonos reinterpretar ésta de una manera más positiva y evitando estados emociones dañinos a la salud.

El segundo tipo de estrategias son estrategias de resolución de problemas que trabajan directamente con la situación estresante de modo que ésta se reduzca o desaparezca. En estas estrategias por lo general lo que se hace es identificar el problema, generar la o las soluciones adecuadas y aplicarlas al problema. Una vez esto se logra se espera desaparezca el estrés.

Por lo general mientras mejor es una persona resolviendo problemas mejor podrá utilizar este tipo de estrategia. Por esta razón puede resultar efectivo el adiestrarse en técnicas y estrategias generales de resolución de problemas.Visite: comoeliminarelestres.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *