Cómo hacer frente a la desesperación

LA DESESPERACIÓN es común a todos los seres humanos, al menos hasta cierto grado. Sin embargo, para algunos el abatimiento puede ser tan grave que prefieren morir a vivir.

En el caso de algunas personas de la actualidad, la desesperación pudiera ser el resultado de los efectos dolorosos del envejecimiento, la muerte del cónyuge o dificultades económicas graves.

A otras, la incesante tensión emocional, las secuelas persistentes de una experiencia traumática o los problemas familiares las hacen sentir como si estuvieran luchando por mantenerse a flote en medio del mar, y cada ola les hiciera más difícil llegar a la costa.

Hay casos en que las circunstancias mejoran, y eso alivia la intensa presión. Pero ¿qué hacer si nuestras circunstancias no cambian?

Tenemos que evitar aislarnos,algunos han recibido fortaleza cuando se han entregado a ayudar al prójimo . Tomemos el caso de Maria, que no solo luchaba con el cáncer, sino que sufrió la pérdida de ocho miembros de su familia en tan solo un año. Tuvo que obligarse a levantarse de la cama y continuar con su vida.

Un señor que sufre de depresión crónica grave dijo: En ocasiones, el hablar con alguien en quien uno confía ayuda a tranquilizar la mente y calmar el espíritu, y los pensamientos racionales prevalecen. Por supuesto, cuando el desaliento prolongado e intenso indica que hay un problema médico, quizás sea necesario también recibir ayuda profesional apropiada

Aunque no existen soluciones fáciles, no debemos subestimar la capacidad de Dios de ayudarnos a hacer frente a las dificultades,no aislarse y buscar la ayuda adecuada contribuirán a que recuperemos la estabilidad.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *