Cómo enfrentarse al dolor de la artritis

Aunque una prioridad fundamental de los artríticos es paliar el dolor, en algunos casos de osteoartritis la recomendación facultativa es ‘aguantar el dolor’.La razón es que los analgésicos no solo reducen el padecimiento, sino que suprimen señales corporales de alarma que, de no atenderse, pueden desembocar en daño irreversible de las articulaciones.

Además, han de sopesarse los posibles efectos secundarios de los calmantes.Debido a ello, muchos prefieren mantener al mínimo el empleo de fármacos.

A veces el enfermo halla alivio al concentrarse en asuntos de su interés. Como explica la revista Nursing Mirror:Las distracciones pueden valer de escudo sensorial que desvíe la atención hacia algo no relacionado con el dolor.

Esto no quiere decir que sea aconsejable eliminar de plano todos los analgésicos.

Si no se suprime el dolor en determinados casos, puede que no se utilicen las articulaciones adoloridas y se produzca entumecimiento, atrofia y, finalmente, pérdida de función de la articulación.

Los AINE no AAS y el ácido acetilsalicílico (aspirina) son de uso universal como calmantes y también para reducir la hinchazón y la inflamación. Muchos médicos y pacientes por igual los consideran eficaces.

En vista de los peligros potenciales, infórmese bien del tratamiento y sus riesgos antes de iniciarlo. Consulte a su médico.

Aunque el frío y la humedad extremados no originan la artritis, parece que los factores climáticos influyen en la intensidad del dolor.

De este modo, algunos pacientes se han visto aliviados al mudarse a un clima cálido y seco. Pero, si no es práctico mudarse, quedan otras alternativas.

Por desgracia, lo que funciona bien en un paciente puede ser ineficaz en otro. A muchos artríticos los ayuda un masaje suave.

Se cree que la termoterapia (terapia del calor) también es beneficiosa. Algunos facultativos recomiendan el empleo de una bolsa de agua caliente o una almohadilla eléctrica para aliviar el dolor.

Ejercítelas o se atrofiarán

Algo muy importante que le ayudará con la artritis es el ejercicio,quizás diga, ¡pero duele tanto…!’ Qué duda cabe, pero trate de ser equilibrado.

Caminar, nadar e ir en bicicleta son los ejercicios preferidos. No obstante, si desea que estos surtan efecto, precisa un programa ajustado al tipo de artritis que usted tiene. Consulte a su médico o fisioterapeuta qué movimientos le irán mejor.Si durante el ejercicio siente dolor, tómese un respiro.

Si tiene las articulaciones calientes e inflamadas, descontinúelo inmediatamente, pues quizás sea demasiado fuerte.

Tenga presente que su objetivo es mejorar la movilidad antes que la fortaleza. Mover las articulaciones todo lo que den de sí, al menos dos veces al día, facilitará que pueda moverlas sin estorbos.Visite: comoeliminarlaartritis.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *