¿Cómo deben dormir los bebés?

MUCHOS niños por todo el mundo han perdido la vida a causa del síndrome de la muerte súbita del lactante (SMSL). En Estados Unidos constituye la primera causa de muerte de bebés entre 1 y 12 meses de edad. ¿Hay alguna manera de reducir el riesgo? Según The Journal of the American Medical Association (JAMA), la investigación de los últimos años indica que la incidencia de este síndrome parece reducirse de modo significativo cuando los bebés duermen boca arriba y no boca abajo.

Varios países han puesto en marcha programas para alertar a los padres sobre la relación que existe entre la postura del lactante al dormir y el SMSL. En Australia, Inglaterra, Dinamarca, Nueva Zelanda y Noruega, el SMSL disminuyó al menos en un 50% al cabo de uno o dos años de campañas públicas para fomentar la costumbre de acostar al niño boca arriba.

Aunque se desconoce la conexión exacta entre el hecho de dormir boca abajo y la aparición del SMSL, algunos investigadores creen que dicha posición hace que el infante inhale de nuevo el aire que ha exhalado, lo que aumenta el nivel de dióxido de carbono en su sangre. También puede ser que su cuerpo se caliente demasiado porque no dispersa tan bien el calor cuando yace boca abajo.

Sea como fuere, los niños a quienes se acuesta boca arriba o boca abajo tienden a permanecer en la misma posición. Los estudios también indican que es mejor colocar a un infante sano y normal boca arriba que ponerlo de lado.

¿Qué lleva a las madres a acostar a sus bebés en una posición en particular? La JAMA comenta que a menudo estas siguen la costumbre: copian el método de sus propias madres o de la comunidad, o quizás adopten la práctica que hayan observado en el hospital. Algunas madres también creen que su bebé prefiere dormir o duerme mejor en cierta posición.

Muchas ponen consecuentemente a la criatura boca arriba el primer mes, pero después la colocan boca abajo. “Esta práctica es preocupante —señala JAMA— debido a que el riesgo del SMSL es mayor entre los infantes de dos a tres meses de edad.”

Hoy los médicos se esfuerzan por informar a los padres de que una medida sencilla y eficaz de reducir el riesgo del SMSL consiste en acostar a los bebés sanos boca arriba.Si un bebé padece una afección respiratoria, o si expectora de modo anormal, conviene preguntar al médico cuál sería la mejor posición para dormir.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *